La autovía Toledo-Ciudad Real se retrasa

7 01 2009
Aunque en estos tiempos parezca casi mentira, Toledo y Ciudad Real siguen sin estar unidas por carretera por una vía de alta capacidad, bien sea autovía o autopista. Pero así son las cosas y mientras tanto el tráfico directo entre ambas capitales sigue fluyendo por la anticuada N-401 de un solo carril en cada dirección, que claro con el tiempo se va deteriorando.
Por eso, y a falta de acometer de una vez el proyecto definitivo, el Ministerio de Fomento va poniendo parches. Como el que ha sacado a licitación hace poco más de un mes consistente en al rehabilitación y refuerzo del firme en dicha carretera entre la localidad de Los Yébenes y el límite con la provincia de Ciudad Real, afectando a los municipios de Los Yébenes, Consuegra y Urda. En total casi 42 kilómetros en cuya actuación las arcas del Estado se gastarán, según el presupuesto de licitación algo más de 11 millones de euros. La obra, cuya terminación se calcula para el año 2010, se realizará en dos tramos: de Los Yébenes al cruce de Urda y desde este punto al límite de provincia con Ciudad Real.
Lo que el Ministerio de Fomento ha sacado a licitación ahora es el proyecto para hacer la definición técnica y valoración económica de estas obras, que tienen como objetivo «mejorar la seguridad vial en este tramo como la comodidad de los usuarios». Las empresas que opten a hacerse con este proyecto podrán presentar sus ofertas hasta el próximo día 2 del mes que viene.
Según los últimos datos de aforo de tráfico correspondientes a 2006, en el primer tramo de actuación el flujo medio de vehículos al día es de 5.038, mientras que en el segundo tramo es de 4.181, con un porcentaje de vehículos pesados del 11,80.
Fomento señala en su estudio que «el pavimento presenta, en general, un aspecto envejecido con piel de cocodrilo en casi su totalidad y deformaciones en algunos tramos que van acompañados de grietas longitudinales, evidenciándose incluso en algunas zonas una disminución de capacidad portante que aconseja actuar a corto plazo, reforzando el firme, previo fresado de pavimento y reparación de zonas localizadas».
De acuerdo con el proyecto, que no modifica el trazado en absoluto sino que sólo refuerza el firme y corrige el peralte de algunas curvas, durante las obras, cuyo plazo de ejecución será de un año, no se realizará desvío del tráfico de la N-401, ya que la actuación se realizará por un carril sirviendo el otro como paso al tráfico. Eso sí, está previsto que los trabajos se realicen por la noche para evitar las afecciones al tráfico y aumentar la seguridad vial.
No obstante, hay que tener en cuenta que la obra de rehabilitación del firme afectará también al túnel de Los Yébenes, y en ese caso sí que están previstos desvíos provisionales cuando sea preciso el cierre total del túnel. Así, tanto el tráfico con dirección a Ciudad Real como a Toledo deberá utilizar el paso por la antigua N-401, con el puerto de la localidad yebenosa. Lo mismo deberán hacer los vehículos que procedan de las carreteras de Consuegra y Mora.
El presupuesto de ejecución material marcado por el Ministerio de Fomento asciende a 7.886.432 euros, a lo que hay que sumar los gastos generales, beneficio industrial e IVA, lo que suma un total de 11.252.361 euros.
Como se decía al principio, esta actuación con dicho coste obedece a la imposibilidad de haber sacado adelante la autopista Toledo-Ciudad Real Córdoba, proyectada por el PP allá por el año 2001 y que el PSOE no ha sacado adelante al tropezar contra numerosos impedimentos, tanto medioambientales como políticos. Recientemente el PP volvió a reclamar al Partido Socialista que construya esta infraestructura, mientras que UPyD de Ciudad Real denunció que en 2009 no existe ninguna partida presupuestaria para la Autopista A-41, sino únicamente una enmienda presentada por el PSOE regional para que se incorporen 300.000 euros con el fin de reiniciar los trabajos de diseño de dicha vía.
Y es que la historia de esta autopista ha sido en algunos momentos todo un sainete.
Tras su anuncio en 2001, dos años después, lejos de generar aplausos, lo que produjo fue un cúmulo de críticas y rechazos de municipios cordobeses como Cardeña o Adamuz. A eso se unieron las protestas y el rechazo de organizaciones ecologistas. El parón producido además con el cambio de gobierno central llevó a los alcaldes de Toledo y Ciudad Real, José Manuel Molina y Francisco Gil-Ortega, a solicitar el impulso de este proyecto.
No obstante, desde el Ministerio de Fomento de Magdalena Álvarez se siguió adelante con el estudio informativo, aunque en junio de 2005 emitió una resolución negativa a la construcción de la autopista al no superar el Informe de Impacto Ambiental por afectar a la flora y a varias especies animales protegidas como el lince, el lobo ibérico, el águila imperial y el buitre negro, aunque ese informe era sobre un proyecto de trazado que ya había sido descartado. Desde entonces no se tienen noticias de la autopista.
Fuente: abc.es
Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: