Detenidos cuatro sospechosos de furtivismo en los Montes

11 09 2011

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Los Yébenes ha detenido a cuatro personas sospechosas de furtivismo a los que se acusa de cometer varias infracciones al Reglamento de Armas y a la Ley de Caza de Castilla-La Mancha. Los cuatro detenidos fueron sorprendidos con un rifle equipado con silenciador -totalmente prohibido- y un faro halógeno pensado para cegar a las piezas.

Las sanciones que se pueden imponer a los detenidos por las infracciones señaladas oscilan desde las graves  por el uso del silenciador y por la omisión de las medidas de seguridad (hasta 6.000 euros cada una de ellas) y por la caza con medios prohibidos, penadas hasta con 60.000 euros. Además, de la retirada de la licencia de armas por un tiempo de hasta diez años.

Según confirmó la Guardia Civil, los agentes del Seprona de la localidad toledana de Los Yébenes llevaban investigando varios casos de furtivismo que se habían producido entre las localidades de Los Yébenes, Consuegra y Urda. En los últimos meses habían tenido conocimiento de que  habían sido abatidas algunas reses y buscaban a  personas sospechosas.

El establecimiento de un servicio de vigilancia discreta fructificó el pasado día 5 de septiembre con la localización de un vehículo 4 por 4 por la antigua N-401. Los agentes de la Guardia Civil, tras un seguimiento leve, consideraron sospechosos los movimientos del vehículo por lo que decidieron dar el alto al conductor en el kilómetro 139 de la carretera.

El acercamiento se realizó extremando las medidas de seguridad dada la presencia de cuatro  personas en el interior del todoterreno. Uno de ellos, conocido por su mote, resultaba ser una persona altamente conflictiva al que se conoce por “contar con un amplio abanico de hechos en materia de caza furtiva y que no duda en enfrentarse a los agentes cuando le sorprenden realizando actividades ilícitas”.

Tras un meticuloso registro, se localiza un rifle de caza mayor marca “Remington”, con un visor telescópico de gran precisión y un silenciador de aluminio. El uso de los silenciadores está completamente prohibida y en el momento en que se acopla a un arma de fuego, ese arma se considera prohibida o ilegal.

En el interior del vehículo se incautaron además un faro halógeno para enfocar un haz de luz en cualquier dirección. Se trata de un aparato preparado para conectarlo al exterior del vehículo a través de la batería y presuntamente está preparada para enfocar a la pieza, deslumbrarla y abatirla.

Los detenidos son tres vecinos de la Consuegra y uno de Urda que eran perfectos conocedores del terreno. Fuentes conocedoras del caso confirman que las sanciones se podrían haber incrementado si los detenidos hubiesen sido sorprendidos con alguna pieza de caza abatida.

Fuente: www.eldiadigital.es


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: