16 órdenes de protección en vigor por violencia de género

3 12 2008

Las trabajadoras del Centro de la Mujer de Consuegra ofrecieron ayer una charla sobre la violencia machista con el fin de formar a los agentes sociales para poder detectar casos de malos tratos. Miembros de la Corporación Municipal, representantes de las asociaciones, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local y responsables del Centro de Salud, asistieron a esta charla denominada ‘La violencia machista también es tu problema’.

Incluida dentro de los actos organizados para conmemorar el Día Internacional Contra la Violencia de Género, la jornada tenía como objetivo concienciar a los asistentes de que todos podemos hacer algo para luchar contra esta lacra y visibilizar el proceso psicológico que sufren las víctimas, un proceso que, en muchos casos, les impide salir de esa situación.

La psicóloga del Centro de la Mujer, Cristina Garoz, y la abogada del mismo, Elvira Mateo, fueron las encargadas de dar a conocer la realidad de este problema en Consuegra, donde actualmente existen 16 órdenes de protección en vigor una cifra similar a la de otros pueblos que refleja que no es un problema lejano. Junto a ello también se abordó la necesidad de romper con los mitos de la violencia de género.

“No hay que juzgar a la víctima sino al agresor. No hay que preguntarse por qué la mujer sigue ahí sino por qué lo hace él”, aseguraba la psicóloga Cristina Garoz, quien añadía que lo más importante para acabar con esta lacra es castigar duramente a quienes ejercen este dominio contra la mujer, romper con los roles tradicionales sexistas y fomentar la educación igualitaria, sobre todo en el campo afectivo. Y es que no deja de ser llamativo, que más del 60 por ciento de los chavales consaburenses piensen que los celos deben estar presentes en una relación para saber que tu pareja te quiere, tal y como se desprende de una encuesta realizada por el Centro de la Mujer en el Instituto.

Tras exponer una parte más técnica y jurídica en la que se explicó qué es una orden de protección y cómo funciona el protocolo de actuación en Consuegra “para detectar casos de violencia machista, actuar de forma coordinada y evitar que la mujer vaya peregrinando de un lado para otro”, se analizó la realidad y se buscaron soluciones.

La realidad refleja que hay más denuncias y, con ello, aumenta el riesgo. “Hay más violencia porque las mujeres se rebelan más, saben de sus derechos y no aguantan tanto como antes”, explicaba la psicóloga, quien añadía que la violencia de género es un proceso muy difícil de detectar por la víctima y que es muy necesario que sean los hombres quienes digan no a la violencia machista señalando y aislando a los agresores.